jueves, 13 de febrero de 2014

Comparo y luego... (escenario 2)


 

Me doy cuenta de que el cambio es una constante, y en el conocimiento no es una excepción, tanto el video como  el ensayo nos ubican en una realidad que ha superado en muchas ocasiones, las películas de ciencia ficción de Hollywood. ¿Quién recuerda la famosa caricatura de los supersónicos, en donde se hacían videollamadas, veíamos robots entre otras, hasta ese entonces “fantasías”? Hoy en día estamos inmersos en un mundo donde abunda la información pero,  como dice Miguel Allende, no es lo que tengas sino que haces con la misma, que es al final de cuentas, es lo que importa. Gaby Palacios hace también una reflexión interesante, está de parte del docente/facilitador, crear un ambiente propicio para lograr que el muchacho analice y haga actividades que le permitan desarrollar dichas capacidades, y en lo cual no podría estar mas de acuerdo.

El mundo de la red nos ofrece una variedad importante de conocimientos, sin filtros, sin importar nacionalidades, ni fronteras, en donde podemos perdernos navegando sin un rumbo fijo y con conocimientos por todos lados, sin embargo, para que este sea un   “aprehedizaje” (aprender/aprehender), es decir, valiendo el término como cuando el estudiante se apropia del conocimiento junto con su  aplicación, desarrollando sus competencias, la pericia y el desarrollo de la red cobra vital importancia aunque es como un poco, ¿qué fue primero el huevo o la gallina?, ¿qué es primero el conocimiento o el análisis para saber cual  información tomar en cuenta?, ¿el conocimiento es privativo de las aulas?, si queremos desarrollo de competencias ¿no debería ésta (la red) ser una parte vital en nuestras aulas así como lo es en la vida diaria?

Ahora mismo para hacer esta reflexión me encuentro inmersa consultando dispositivos móviles con las ligas enviadas, video y ensayo abiertos para consulta y leyendo sus blogs, quizá la competencia en nuestras aulas debería enfocarse en cómo lograr que estos “estudiantes aula-pasivos” se conviertan en “estudiantes aula-red-activos” y que  participen de manera directa con actividades dentro del aula, hoy mismo ya he hecho que consulten cosas en línea para aprovechar su expertise y a su vez aporten a la clase, y no solo estén al pendiente de sus mensajes por facebook o whatsup, no creo que sea una gran solución pero si podemos permitir que participen más en el compartir el conocimiento podemos entender cómo hacerles ese conocimiento significativo, digamos dirigirles sus pasos.

Comparo y luego me doy cuenta que como docente tenemos el reto de la transición (libros-red) versus (como se menciona en el video, Genis Roca) red, y ahí me detengo un poco en mi reflexión: me impactó en el video ver una foto de la aula                  ¡que no ha evolucionado!, ¿no será que por eso nuestros estudiantes se han sentido fuera de lugar?  Ellos nacieron en una red, nosotros en una biblioteca, ellos a  un click del conocimiento y nosotros a unos pasos.

Desde mi punto de vista el saber fue, es y seguirá siendo el mismo, quienes cambiamos somos los seres humanos, la forma de “aprehender” y los retos a los que las nuevas generaciones se enfrentan serán multiculturales, sin barreras, ni fronteras físicas o de idiomas, son seres multitareas que cada vez mas realizan trabajos en línea y no de forma física, por ello la red ya es una realidad que vale la pena por demás darle ya su lugar dentro del aula, ¿quizá como profesor adjunto?.

3 comentarios:

  1. Hola Mildred, me parece muy interesante el ejercicio que hiciste de incorporar el uso de sus dispositivos móviles para enriquecer la clase. Me parece que la creatividad juega un papel fundamental en este proceso de adaptación. Y otro elemento que mencionas y que a mí me pareció importante, es la búsqueda del conocimiento significativo para su vida y su contexto.
    La pregunta que me gustaría hacerte es cómo te imaginas ese dirigirles los pasos?
    También mencionas el aprovechar su expertise, y entonces me pregunto como sería esa dirección en la que hay varios expertos?

    Son solo preguntas que me surgen gracias a tu entrada, a lo mejor no tienes aún la respuesta o a lo mejor sí... ahí lo dejo

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mildred,
    Yo también reconozco distancias aumentadas entre mis alumnos y yo en algunas cosas y la necesidad de entender cuáles son esas distancias. Hay un libro que se centró en estudiar a los jóvenes españoles y que tengo como lectura pendiente. Tal vez nos dé pistas también sobre nuestros alumnos. http://www.eduteka.org/pdfdir/Los_jovenes_en_la_era_de_la_hiperconectividad.pdf

    ResponderEliminar
  3. Hola Nilda, definitivamente creo importante leer lo que nos recomienda Liliana, no he dado con la fórmula para hacerlos partícipes a ambos (tecnología y alumnos) pero, pondré algunas ideas en marcha y les comento como va todo.
    Liliana, gracias por la lectura que nos compartes, es imperante entender a estas nuevas generaciones, si no nos conectamos, difícilmente podremos guiarlos en su camino por el aprendizaje. Gracias. :)

    ResponderEliminar