jueves, 20 de febrero de 2014

¿Las redes sociales te hacen feliz?


 

 
Para este escenario decidí elegir un tema que surgió de navegar en estos temas de la red. En un artículo publicado por la revista Plos One[1] dice lo siguiente:
“El uso de Facebook nos da la sensación de estar permanentemente en contacto con los amigos, pero no nos hace más feliz.
 
Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan descubrió que cuanto más tiempo pasa uno “enganchado” a las redes sociales, menor es su satisfacción con la vida. En otras palabras, la gente no se siente más feliz por tener cientos de amigos en la red”.
 
Esto me lleva a una reflexión, si de acuerdo a un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI, 2011), dice que pasamos alrededor del 24% de nuestro tiempo dedicado al internet en Facebook,  ¿cómo es posible que aún estando en contacto con muchos seres humanos, podríamos no sentirnos satisfechos? Es irónico que en un mundo tan globalizado y lleno de mensajes en donde los seres humanos sumamos ya, de acuerdo a la ONU alrededor de 7000 millones de personas, todas expuestas a diferentes medios y estilos de vida, nos demos a la tarea de contactar a otros para saber de su vida y de cómo la han pasado, yo misma he sido presa de este fenómeno y claro que la referencia es el estilo de vida que le persona presenta en las redes sociales pero que no necesariamente es su realidad. Recuerdo haber comentado eso en unas de nuestras sesiones de Aprendiendo en la red, ¿qué de las dobles, tiples personalidades en red social?
 -La culpa es del marketing- dirían algunos, si bien vendemos estilos de vida aspiracionales (soy mercadóloga de profesión) , creo que este se despierta en el hecho de conocer a nuestros cibernautas y saber que se les puede ofrecer como producto final, y tomamos literal el dicho que reza: “Santo que no es visto, no es adorado”, entonces ya todos queremos aparecer en la foto, irónico realmente porque al hacer alusión a nuestros logros mostrándoselos a los demás, los  Selfies y el tomar la red no solo como medio de desahogo, sino de aparador permanente de metas cumplidas, “qué todo el mundo se entere de.. ¿qué soy feliz?.
Voy a tomar un estudio de Ibsos bimsa[2] (Agosto 2013), dato que escuché en la radio y que a continuación presento:
Se preguntó a los mexicanos que tan felices somos: El 83% dijo ser feliz contra un 17% que no, sin embargo cuando se preguntó que hace falta para ser más feliz aparecieron varios aspectos que a continuación se detallan: 53% dijo necesitar más dinero; 37% un trabajo o un mejor trabajo;23% una vivienda propia; 14% una pareja y un 10% restante entre nada, salud y tener una mejor relación con sus familiares.
Aquí no podemos determinar si la red contribuye a nuestra felicidad tan apreciada y  valorada, pero nos da una idea de que lo material sigue siendo lo mas importante: EL DINERO.  
El el blog cookinideas Daniel Civantos expone lo siguiente:
Alex Jordan, un doctorado en el departamento de Psicología de la Universidad de Stanford (EEUU), lo explica muy claro en el número de enero del Personality and Social Psychology Bulletin, en un estudio llamado “La miseria tiene más compañía de lo que la gente cree”:
 
“Bien haríamos en considerar los perfiles de Facebook como algo parecido a las fotos retocadas de las portadas de las revistas femeninas. Usted nunca tendrá que esas piernas, porque nadie tiene esos muslos. Usted nunca será tan feliz como sus amigos de Facebook, porque nadie puede ser tan feliz”.
Y esto coincide con el blog “conocimiento libre”.
Al iniciar esta entrada, la verdad no concebía el hecho de ser seres tan dependientes de otros para establecer nuestro parámetro de la felicidad, pero si sumamos los datos estadísticos con los estudios determinamos al final que “quien tiene mas dinero, es mas feliz”… y tienes un plus si además lo publicas…
Y ahí dejo la reflexión: ¿te hace mas feliz la red social?

2 comentarios:

  1. Hola Mildred,
    Los datos son interesantes sobre todo porque son una provocación para reflexionar. Comparto las reflexiones que me surgieron. La primera es que participar o ser parte de una red social no es lo mismo que estar en plataformas de redes sociales como Facebook. Diego Leal lo dice muy claro aquí http://www.youtube.com/watch?v=ZA0kMgqUYPo Me parece importante la distinción. Otra reflexión es que aunque las plataformas no determinan completamente ciertas prácticas, sí favorecen algunas.
    Yo creo que hay muchos modos de participar en la red, de habitarla, decimos algunos... y sí creo que esas formas producen en las personas "cosas" distintas. ¿De qué redes sociales queremos ser parte? ¿con qué intención? ¿a través de qué plataformas? Me quedo con estas preguntas y agradezco la invitación reflexiva = )

    ResponderEliminar
  2. Liliana, gracias por tu retroalimentación, cuando elegí este tema también estaba presente en mí el conflicto si presentarla o no, ya que no iba en un sentido hacia la educación, borré otros temas, y al final me pareció interesante presentar los datos, y agradezco la distinción que me marcas, ya revisé el video, y como tu, me quedo con las mismas interrogantes sin embargo, este curso me ha dado el entendimiento para buscar y rodearme de redes sociales que me enriquezcan como persona (en lo que se ha hecho mucho énfasis) y sin este curso creeme que seguiría cerrada a otras fuentes que no fueran las tradicionales en formato electrónico.

    ResponderEliminar